canté形, cantaba形と時間的限定性

Translated title of the contribution: Canté, cantaba y la delimitación temporal

Research output: Contribution to journalArticle

Abstract

Este trabajo tiene como objetivo someter a examen la validez de la interpretación aspectual propuesta para explicar la diferencia funcional entre la forma <I>canté</I> y la forma <I>cantaba</I>.<BR>Segaún la interpretación aspectual, dichas formas se oponen directamente en torno a la delimitación temporal. En la forma <I>canté</I> resalta la delimitación temporal, o sea, el comienzo y el fin de la situación en cuestión, mientras que en la forma <I>cantaba</I> la atención del hablante se fija en el transcurso o continuidad. Sin embargo, cuando se observan detalladamente los casos en los que aparecen la forma <I>canté</I> y la forma <I>cantaba</I> con los adverbios temporales, se encuentran los ejemplos siguientes donde la forma <I>cantaba</I> aparece con el adverbio temporal que indica claramente el límite del período:<BR>1) Durante esos cuatro <I>años</I> <I>vivia</I> en un pueblecito.<BR>2) Durante la Guerra Fría las pruebas nucleares se <I>intentaban</I> mantener en secreto.<BR>3) La primera versión del montaje <I>duraba</I> dos horas y hubo que guitar más de 30 minutos.<BR>La gramaticalidad de estos ejemplos nos indica que la interpretación aspectual no puede explicar todos los fenomenós de la forma <I>cantaba</I>, de aquí que para explicar con razón esta aparición de la forma <I>cantaba</I>, necesitemos acudir a otra interpretación propuesta por Yamamura (1996a, 1996b), que dice que para aclarar la diferencia funcional entre dichas formas, es más válida la interpretación basada en la relación temporal que indica cada forma que la aspectual.<BR>Según la interpretación de Yamamura, dichas formas se formulan como sigue:<BR><I>canté</I>=O-V=O (-Prop. & Prop.) <I>cantaba</I>=PoV<BR>El signo O-V [=O (-Prop. & Prop.)] indica un hecho anterior al momento del habla. Es equivalente a la realización del cambio del no cumplimiento en el cumplimiento de la proposición en cuestión. Y el signo PoV indica que la situación en cuestión tiene la relación temporal de simultaneidad con algún momento determinado del pasado (=P) y además, aparte de la diferencia del territorio temporal que indica el P, la forma <I>cantaba</I> tiene la misma función que la forma <I>canto</I> que se formula como OoV. Por lo tanto, en esta interpretación ninguna de las dos formas <I>canté</I>/<I>cantaba</I> tiene nada que ver con la delimitación temporal y estas formas no establecen una pareja opositiva mínima. Según esta interpretación los ejemplos mencionados arriba se explican de la manera siguiente:<BR>a. En los ejemlos 1) y 2), los adverbios temporales funcionan como P, o sea, como el eje temporal con el que tiene una relación simultánea la frase expresada por la forma <I>cantaba</I>.<BR>b. En el ejemplo 3), el P se sobreentiende en el contexto y el adverbio temporal funciona como una especie de argumento de la frase expresada por la forma <I>cantaba</I> que se puede sustituir por la forma <I>canto</I>.<BR>Este resultado demuestra, a nuestro parecer, que cuando se trata la diferencia funcional entre la forma <I>canté</I> y la forma <I>cantaba</I>. la explicación de la relación temporal tiene más validez que la aspectual basada en la oposición mínima de estas dos formas.
Original languageUndefined/Unknown
Pages (from-to)53-66
Number of pages14
JournalHISPANICA / HISPÁNICA
Volume1997
Issue number41
DOIs
Publication statusPublished - 1997

Fingerprint

sea

Cite this

canté形, cantaba形と時間的限定性. / 山村ひろみ.

In: HISPANICA / HISPÁNICA, Vol. 1997, No. 41, 1997, p. 53-66.

Research output: Contribution to journalArticle

@article{357838932ba14d9aab780155965d5239,
title = "cant{\'e}形, cantaba形と時間的限定性",
abstract = "Este trabajo tiene como objetivo someter a examen la validez de la interpretaci{\'o}n aspectual propuesta para explicar la diferencia funcional entre la forma <I>cant{\'e} y la forma <I>cantaba.<BR>Sega{\'u}n la interpretaci{\'o}n aspectual, dichas formas se oponen directamente en torno a la delimitaci{\'o}n temporal. En la forma <I>cant{\'e} resalta la delimitaci{\'o}n temporal, o sea, el comienzo y el fin de la situaci{\'o}n en cuesti{\'o}n, mientras que en la forma <I>cantaba la atenci{\'o}n del hablante se fija en el transcurso o continuidad. Sin embargo, cuando se observan detalladamente los casos en los que aparecen la forma <I>cant{\'e} y la forma <I>cantaba con los adverbios temporales, se encuentran los ejemplos siguientes donde la forma <I>cantaba aparece con el adverbio temporal que indica claramente el l{\'i}mite del per{\'i}odo:<BR>1) Durante esos cuatro <I>a{\~n}os <I>vivia en un pueblecito.<BR>2) Durante la Guerra Fr{\'i}a las pruebas nucleares se <I>intentaban mantener en secreto.<BR>3) La primera versi{\'o}n del montaje <I>duraba dos horas y hubo que guitar m{\'a}s de 30 minutos.<BR>La gramaticalidad de estos ejemplos nos indica que la interpretaci{\'o}n aspectual no puede explicar todos los fenomen{\'o}s de la forma <I>cantaba, de aqu{\'i} que para explicar con raz{\'o}n esta aparici{\'o}n de la forma <I>cantaba, necesitemos acudir a otra interpretaci{\'o}n propuesta por Yamamura (1996a, 1996b), que dice que para aclarar la diferencia funcional entre dichas formas, es m{\'a}s v{\'a}lida la interpretaci{\'o}n basada en la relaci{\'o}n temporal que indica cada forma que la aspectual.<BR>Seg{\'u}n la interpretaci{\'o}n de Yamamura, dichas formas se formulan como sigue:<BR><I>cant{\'e}=O-V=O (-Prop. & Prop.) <I>cantaba=PoV<BR>El signo O-V [=O (-Prop. & Prop.)] indica un hecho anterior al momento del habla. Es equivalente a la realizaci{\'o}n del cambio del no cumplimiento en el cumplimiento de la proposici{\'o}n en cuesti{\'o}n. Y el signo PoV indica que la situaci{\'o}n en cuesti{\'o}n tiene la relaci{\'o}n temporal de simultaneidad con alg{\'u}n momento determinado del pasado (=P) y adem{\'a}s, aparte de la diferencia del territorio temporal que indica el P, la forma <I>cantaba tiene la misma funci{\'o}n que la forma <I>canto que se formula como OoV. Por lo tanto, en esta interpretaci{\'o}n ninguna de las dos formas <I>cant{\'e}/<I>cantaba tiene nada que ver con la delimitaci{\'o}n temporal y estas formas no establecen una pareja opositiva m{\'i}nima. Seg{\'u}n esta interpretaci{\'o}n los ejemplos mencionados arriba se explican de la manera siguiente:<BR>a. En los ejemlos 1) y 2), los adverbios temporales funcionan como P, o sea, como el eje temporal con el que tiene una relaci{\'o}n simult{\'a}nea la frase expresada por la forma <I>cantaba.<BR>b. En el ejemplo 3), el P se sobreentiende en el contexto y el adverbio temporal funciona como una especie de argumento de la frase expresada por la forma <I>cantaba que se puede sustituir por la forma <I>canto.<BR>Este resultado demuestra, a nuestro parecer, que cuando se trata la diferencia funcional entre la forma <I>cant{\'e} y la forma <I>cantaba. la explicaci{\'o}n de la relaci{\'o}n temporal tiene m{\'a}s validez que la aspectual basada en la oposici{\'o}n m{\'i}nima de estas dos formas.",
author = "ひろみ 山村",
year = "1997",
doi = "10.4994/hispanica1965.1997.53",
language = "未定義",
volume = "1997",
pages = "53--66",
journal = "HISPANICA / HISP{\'A}NICA",
issn = "0910-7789",
publisher = "日本イスパニヤ学会",
number = "41",

}

TY - JOUR

T1 - canté形, cantaba形と時間的限定性

AU - 山村, ひろみ

PY - 1997

Y1 - 1997

N2 - Este trabajo tiene como objetivo someter a examen la validez de la interpretación aspectual propuesta para explicar la diferencia funcional entre la forma <I>canté y la forma <I>cantaba.<BR>Segaún la interpretación aspectual, dichas formas se oponen directamente en torno a la delimitación temporal. En la forma <I>canté resalta la delimitación temporal, o sea, el comienzo y el fin de la situación en cuestión, mientras que en la forma <I>cantaba la atención del hablante se fija en el transcurso o continuidad. Sin embargo, cuando se observan detalladamente los casos en los que aparecen la forma <I>canté y la forma <I>cantaba con los adverbios temporales, se encuentran los ejemplos siguientes donde la forma <I>cantaba aparece con el adverbio temporal que indica claramente el límite del período:<BR>1) Durante esos cuatro <I>años <I>vivia en un pueblecito.<BR>2) Durante la Guerra Fría las pruebas nucleares se <I>intentaban mantener en secreto.<BR>3) La primera versión del montaje <I>duraba dos horas y hubo que guitar más de 30 minutos.<BR>La gramaticalidad de estos ejemplos nos indica que la interpretación aspectual no puede explicar todos los fenomenós de la forma <I>cantaba, de aquí que para explicar con razón esta aparición de la forma <I>cantaba, necesitemos acudir a otra interpretación propuesta por Yamamura (1996a, 1996b), que dice que para aclarar la diferencia funcional entre dichas formas, es más válida la interpretación basada en la relación temporal que indica cada forma que la aspectual.<BR>Según la interpretación de Yamamura, dichas formas se formulan como sigue:<BR><I>canté=O-V=O (-Prop. & Prop.) <I>cantaba=PoV<BR>El signo O-V [=O (-Prop. & Prop.)] indica un hecho anterior al momento del habla. Es equivalente a la realización del cambio del no cumplimiento en el cumplimiento de la proposición en cuestión. Y el signo PoV indica que la situación en cuestión tiene la relación temporal de simultaneidad con algún momento determinado del pasado (=P) y además, aparte de la diferencia del territorio temporal que indica el P, la forma <I>cantaba tiene la misma función que la forma <I>canto que se formula como OoV. Por lo tanto, en esta interpretación ninguna de las dos formas <I>canté/<I>cantaba tiene nada que ver con la delimitación temporal y estas formas no establecen una pareja opositiva mínima. Según esta interpretación los ejemplos mencionados arriba se explican de la manera siguiente:<BR>a. En los ejemlos 1) y 2), los adverbios temporales funcionan como P, o sea, como el eje temporal con el que tiene una relación simultánea la frase expresada por la forma <I>cantaba.<BR>b. En el ejemplo 3), el P se sobreentiende en el contexto y el adverbio temporal funciona como una especie de argumento de la frase expresada por la forma <I>cantaba que se puede sustituir por la forma <I>canto.<BR>Este resultado demuestra, a nuestro parecer, que cuando se trata la diferencia funcional entre la forma <I>canté y la forma <I>cantaba. la explicación de la relación temporal tiene más validez que la aspectual basada en la oposición mínima de estas dos formas.

AB - Este trabajo tiene como objetivo someter a examen la validez de la interpretación aspectual propuesta para explicar la diferencia funcional entre la forma <I>canté y la forma <I>cantaba.<BR>Segaún la interpretación aspectual, dichas formas se oponen directamente en torno a la delimitación temporal. En la forma <I>canté resalta la delimitación temporal, o sea, el comienzo y el fin de la situación en cuestión, mientras que en la forma <I>cantaba la atención del hablante se fija en el transcurso o continuidad. Sin embargo, cuando se observan detalladamente los casos en los que aparecen la forma <I>canté y la forma <I>cantaba con los adverbios temporales, se encuentran los ejemplos siguientes donde la forma <I>cantaba aparece con el adverbio temporal que indica claramente el límite del período:<BR>1) Durante esos cuatro <I>años <I>vivia en un pueblecito.<BR>2) Durante la Guerra Fría las pruebas nucleares se <I>intentaban mantener en secreto.<BR>3) La primera versión del montaje <I>duraba dos horas y hubo que guitar más de 30 minutos.<BR>La gramaticalidad de estos ejemplos nos indica que la interpretación aspectual no puede explicar todos los fenomenós de la forma <I>cantaba, de aquí que para explicar con razón esta aparición de la forma <I>cantaba, necesitemos acudir a otra interpretación propuesta por Yamamura (1996a, 1996b), que dice que para aclarar la diferencia funcional entre dichas formas, es más válida la interpretación basada en la relación temporal que indica cada forma que la aspectual.<BR>Según la interpretación de Yamamura, dichas formas se formulan como sigue:<BR><I>canté=O-V=O (-Prop. & Prop.) <I>cantaba=PoV<BR>El signo O-V [=O (-Prop. & Prop.)] indica un hecho anterior al momento del habla. Es equivalente a la realización del cambio del no cumplimiento en el cumplimiento de la proposición en cuestión. Y el signo PoV indica que la situación en cuestión tiene la relación temporal de simultaneidad con algún momento determinado del pasado (=P) y además, aparte de la diferencia del territorio temporal que indica el P, la forma <I>cantaba tiene la misma función que la forma <I>canto que se formula como OoV. Por lo tanto, en esta interpretación ninguna de las dos formas <I>canté/<I>cantaba tiene nada que ver con la delimitación temporal y estas formas no establecen una pareja opositiva mínima. Según esta interpretación los ejemplos mencionados arriba se explican de la manera siguiente:<BR>a. En los ejemlos 1) y 2), los adverbios temporales funcionan como P, o sea, como el eje temporal con el que tiene una relación simultánea la frase expresada por la forma <I>cantaba.<BR>b. En el ejemplo 3), el P se sobreentiende en el contexto y el adverbio temporal funciona como una especie de argumento de la frase expresada por la forma <I>cantaba que se puede sustituir por la forma <I>canto.<BR>Este resultado demuestra, a nuestro parecer, que cuando se trata la diferencia funcional entre la forma <I>canté y la forma <I>cantaba. la explicación de la relación temporal tiene más validez que la aspectual basada en la oposición mínima de estas dos formas.

U2 - 10.4994/hispanica1965.1997.53

DO - 10.4994/hispanica1965.1997.53

M3 - 記事

VL - 1997

SP - 53

EP - 66

JO - HISPANICA / HISPÁNICA

JF - HISPANICA / HISPÁNICA

SN - 0910-7789

IS - 41

ER -